México el ganón, con el impronunciable USMCA y el pleito Chino

0
394

Hoy tuve una reunión con el dueño de una empresa mediana muy exitosa. Me comentó que le están lloviendo pedidos de empresas trasnacionales que ni siquiera había buscado. No es al primero que le escucho un comentario similar y eso me terminó por llamar la atención.

Imagine por un momento, escenario muy probable, que el presidente Trump continúa en su carrera de subir aranceles a los productos chinos. ¿Cree que es un capricho? Yo no. Creo que se han dado cuenta que, de seguir así, la hegemonía China será un hecho antes que termine este siglo.

Durante años la legendaria codicia de los americanos amamantó la insaciable necesidad del gigante asiático por dar empleo a sus ciudadanos a cambio de costos muy por debajo del mercado mundial generando ganancias obscenas para los inversionistas gringos. Pero al beber de este elixir de abundancia, el ávido mercado americano, jamás se detuvo a pensar que se estuviera envenenado con la sangre del dragón.

Al ser una dictadura, China pudo aprovechar, a costa de sus ciudadanos, enriquecerse con equipos de producción de última generación. Aprendió los saberes tecnológicos que sus incautos clientes les entregaban en bandeja de plata, incluida la lista de clientes, hasta que un día, después de 40 años, se encontraron que contaban con la gente capacitada para desarrollar su prop

ia tecnología y sin ningún escrúpulo, así como son los chinos, se aprovecharon de la situación.

Hoy, Estados Unidos, a marchas forzadas, busca recuperar el terreno perdido y creo que va a hacerlo con relativo éxito y de pasada nosotros nos beneficiaremos en gran medida.  Me explico.

Las empresas que salieron de América no son las mismas que la abandonaron. La automatización ha cambiado el escenario haciendo empresas mucho más productivas. Por otro lado, en procesos donde todavía es muy caro automatizar, el costo de la mano de obra en Estados Unidos no les permitiría competir. Aquí es donde México está levantando la mano.

La negociación unilateral de un tratado de libre comercio sin Canadá fue una jugada muy poco ética y que nos deja en posición de fragilidad frente al gigante, pero, también nos pone en posibilidad de convertirnos en la China de América, gigante manufacturero.

El costo de la mano de obra en México, aunque tendrá que subir, seguirá teniendo un diferencial enorme. De acuerdo con la firma Ernst and Young (EY) y el Centro de Investigación Automotriz (CAR por sus siglas en inglés), el costo en mano de obra para armar un auto en México es de 920 dólares en promedio, es decir, 60% menos que los 2mil 425 dólares que costaría en Estados Unidos. Además de otras muchas ventajas de manufacturar en México como son sus múltiples tratados de libre comercio, experiencia manufacturera, apacidades de su gente, sindicatos blancos, regulaciones ecológicas más laxas, costo de la tierra mucho menor, etc.

En esta guerra comercial Estados Unidos necesitará abastecer la demanda y México debe aprovechar esta incomparable oportunidad no solo para abastecer el mercado norteamericano sino también aprovechar y voltear al sur.

En Latinoamérica la capacidad manufacturera es muy reducida. Quitando algunas industrias en Brasil, que tienen en contra la terrible burocracia carioca, el resto de los países son un bocado relativamente fácil de ingerir ya que la experiencia en manufactura de esos países es limitada.

Esta estrategia habrá que aprovecharla ya que la ventana de oportunidad es corta dado el avance de nuevas tecnologías de producción y la automatización.

¿Cómo puede aprovechar tu empresa esta coyuntura?  Aquí 5 consejos:

  1. Revisa tu logística. La peor característica de la pyme mexicana ex la impuntualidad. Prometer una entrega para una fecha y llegado el día responder con un “Usted disculpe” es la PEOR carta de presentación.
  2. Ten clara tu capacidad productiva y revisa tu mantenimiento. No te comprometas a lo que no puedas cumplir con calidad. Busca socios manufactureros. Encuentra empresas como la tuya con las que te puedas asociar para cumplir con la demanda y fija acuerdos claros y transparentes.
  3. Mejora tu proceso de calidad. No es indispensable que cumplas con ISO 9000 pero tienes que asegurar a tus clientes que tu calidad es buena pero sobre todo consistente. Revisa tus procesos y automatiza lo más que puedas
  4. Revisa a tus proveedores. 80% de tu calidad depende de la calidad de tus proveedores. Es momento de evaluarlos y decidir si lo ayudas a mejorar o encuentras otros mejores.
  5. Sal a prospectar. No hay mejor momento que ahora para salir en búsqueda de mejores clientes.

 

No te detengas. La oportunidad para crecer es Ahora. Arranca Ya!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here