Arranca Ya newsletter

Stay informed on our latest news!

Los Robots, la Arquitectura y la Sagrada Familia

En el IDIT de la Ibero Puebla contamos con un Fab Lab. Recordemos que es un centro de fabricación digital (impresoras 3D, cortadoras laser, Router de control numérico y otros juguetes) abierto al público.Como Fab Lab pertenecemos a la red mundial de laboratorios de fabricación digital del MIT y hacemos una reunión mundial cada año. El año pasado estuvimos más de 500 laboratorios en Barcelona, España.

Cuento esto porque en una casualidad tuvimos, la gente del Fab Lab Puebla, la oportunidad de visitar la obra de la  Basílica de La Sagrada Familia, sin duda el edificio más bello del mundo. La Sagrada Familia es un templo expiatorio, esto es que desde su concepción se decidió que sólo podía construirse con las aportaciones de los fieles que lo visitaran o donaciones. Actualmente es uno de los edificios que más ingresa en Europa, 30 millones de euros, cuesta 300 pesos entrar a la iglesia. Total nada.

Visitamos primero la zona de planificación de obra donde en vez de planos arquitectónicos nos encontramos con 4 impresoras 3D de última generación. Todo el edificio hecho con fabricación digital, esto es, diseñan por computadora y después imprimen cada parte del edificio a escala con estas impresoras 3D para saber si la pieza calza en su lugar.

A continuación, con la seguridad que el diseño de la pieza es correcto, obtienen los códigos para que un robot, como los que se ven en las líneas de producción automotriz, pueda labrar las piedras, de manera perfecta, con un router (especie de taladro), como si fuera un moderno cantero medieval. Esto se hace con muchísimas piezas de la iglesia aunque hay que decir que algunas de las más laboriosas se siguen haciendo a mano.

Esta aplicación robótica fabrica piezas únicas cada vez, contrario a las aplicaciones automotrices, donde el robot hace la misma operación una y otra vez, sustituye a toda la mano de obra, imagínense, a mi me tocó, todavía, en los ochentas, ver las piedras labradas a mano, que dejaban en la plaza que se encuentra frente al templo, la piedra de la iglesia.

Esto lo están haciendo en todo el templo, incluso las cimbras no son de madera sino de roca labrada. Colocan las piedras, ya labradas de forma robótica, sujetas con estructuras metálicas, a modo de cimbra y vacían sobre ellas el concreto, entonces retiran la estructura metálica y la roca labrada se convierte en acabado imaginen el ahorro de tiempo. Esto lo pudimos ver directo en el desplante de la última torre a 100 metros de altura donde comenzaban ya a colar los últimos 85 metros de la torre mayor.  Se ha avanzado más en los últimos 15 años que en los 100 anteriores gracias a estas modernas técnicas de fabricación.

Esto es ya una realidad y desafortunadamente somos la única institución en México que está experimentando con el uso de robots en aplicaciones arquitectónicas porque sabemos que el futuro ya está aquí y pronto se realizarán cada vez más aplicaciones con esta técnica.

Imaginen el cambio en el empleo, se perderán muchos empleos pero se crearán otros muchos de mayor valor agregado, habrá más tiempo libre y podremos fabricar cosas más bellas.

A nosotros nos entusiasma el reto. Nuevos empleos, diferentes tareas.  

Y tu que piensas? Arranca Ya! 

Tags: